Ancla
ACTUALIDAD INTERNACIONAL
España.- El primer edificio residencial 'pasivo'.

Con tan sólo un secador de pelo se podrían calentar dos viviendas del edificio Thermos, el primer edificio residencial en España certificado bajo el estándar Passivhaus de máxima eficiencia energética. Esta torre, de 29 viviendas libres repartidas en seis plantas más ático ubicado en el pamplonés barrio del Soto de Lezkairu, tendrá una carga de calefacción de tan sólo 800W para un piso de aproximadamente 80 metros cuadrados.

"Para conseguir esto bastaría con gestionar correctamente las ganancias solares externas, así como las internas; calor generado por electrodomésticos, personas, etcétera", explica Germán Velázquez, de VArquitectos, despacho que ha proyectado el también llamado edificio Thermos.

Velázquez pone un ejemplo: "Una persona genera 80W, por lo que invitando a cenar a 10 amigos ya tenemos calefacción". Con esta demanda, para una vivienda de tipo de 80 metros cuadrados, el coste en calefacción debería ser de entre 100 y 120 euros anuales.

Envolvente térmica continua

Poder lograr los rigurosos criterios que exige el estándar Passivhaus se requiere un proyecto con mucho más desarrollo y cálculos que uno convencional. En este sentido, en Thermos se ha calculado el grosor exacto del aislamiento necesario, con una envolvente térmica continua por el exterior del edificio que no se interrumpe en cubierta ni en planta baja.

A nivel de puentes térmicos, y para conseguir que en cualquier punto interior del edificio se obtenga, al menos, 17ºC de temperatura, se han planteado soluciones muy específicas, que son diferentes a un edificio común. "Por ejemplo", expone Velázquez, "las losas de las terrazas se han cortado físicamente para que pase un paquete de 15 centímetros de aislamiento en la envolvente sin ningún tipo de interrupciones".

Y es que, aunque la eficiencia no ha estado reñida con el diseño del edificio, sobre todo de las terrazas, que suman en su totalidad 442 metros cuadrados, se ha dotado una estructura independiente a las mismas para no tener el puente térmico del forjado interior al exterior y puedan generar patologías en un futuro.

Así mismo, las carpinterías utilizadas son de altas prestaciones y los acristalamientos, que tienen un espesor de más de 5 cm, son de triple vidrio con argón.

Hermeticidad

Por lo que respecta a la hermeticidad de cada vivienda, se han utilizado materiales específicos para alcanzar unos valores medios de 0,4 renovaciones/hora o número de veces que se renueva el aire del interior de la vivienda de manera no controlada o involuntaria por las infiltraciones de la misma. "En una vivienda Passivhaus se intenta que sea lo más bajo posible, y así no tener pérdidas de aire caliente, frente a las 5-7 renovaciones hora que son habituales en un inmueble convencional", aseguran desde VArquitectos.

Por último, las viviendas cuentan con recuperadores de calor de alta eficiencia, con rendimientos en torno al 90%. Estos elementos han permitido que aunque el Código Técnico de la Edificación marque unos mínimos, con los que se obtendría la calificación energética B, el proyecto cuente con una A muy holgada. "Para poder tener una referencia, este edificio, ya certificado, cuenta con una demanda de calefacción de 15kWh/m2a, en tanto que si simplemente se hubiese cumplido normativa, estaría cercano a los 60kWh/m2a", explica Velázquez.

Sistema de comercialización a medida

Son tantas las innovaciones aplicadas a este proyecto que en el proceso de comercialización de las viviendas se ha tenido que formar específicamente al equipo comercial. En VArquitectos lo tienen claro: "Dado que se trata de pisos con unas prestaciones inimaginables hace pocos años, la venta de los mismos ha de ir acorde, puesto que son conceptos nuevos que los potenciales clientes tienen que conocer correctamente". Además de explicar en qué consiste el Passivhaus y puedan acceder al piso piloto, los interesados pueden ver una presentación con el proceso de desarrollo de la obra.

La comercialización por parte de Promociones Las Provincias, no comenzó hasta tener la certeza de que se iba a poder certificar el edificio. A día de hoy, aseguran, restan algunos pisos por vender, pero por el ritmo actual de ventas, en breve se habrán vendido todos.

Mientras, continúa en construcción el que será el edificio sostenible más alto del mundo, Bolueta, en Bilbao, proyectado por el mismo despacho VArquitectos, que prevén que esté finalizado a principios de 2018.

El Mundo.es .26-07-2017
Si te interesó esta noticia por favor dejanos tu comentario.
Publicidad